Cerveza Artesana Extremeña – Sevebrau Tavern
C/ Hernán Cortes 140
Villanueva de la Serena
07 Abr 2022
alcohol en la cerveza

¿De qué depende el alcohol que tiene una cerveza?

Uno de los datos obligatorios que tienen que aparecer en la etiqueta de cualquier bebida alcohólica en España son los grados de alcohol que contiene. El alcohol en la cerveza se refleja de diferentes formas, bien volumen alcohólico en porcentaje o directamente grados de alcohol. En ocasiones, se presenta por sus siglas en inglés ABV (Alcohol By Volume)

Por lo general, las cervezas comerciales más comunes oscilan entre 3,5º a 5,5 grados de alcohol. Sin embargo, el porcentaje medio de alcohol de una cerveza artesanal suele variar de los 5º a los 12º.

En la cerveza, el alcohol aparece cuando se remojan los granos de cereal en agua, comenzando un proceso de fermentación que genera azúcares y alcohol. El tipo de alcohol generado a partir de frutas y cereales se conoce como etanol.

Cómo medir y controlar el nivel de alcohol en la cerveza

De las formas más comunes de calcular el nivel de alcohol de una cerveza es medir la concentración de azúcares que hay al inicio de la fermentación y al final de esta. Estas mediciones se realizan con un densímetro o hidrómetro a una temperatura adecuada para que no altere la densidad de la muestra, aunque hay cálculos que se pueden hacer en el caso de que no estuviera a la temperatura idónea.

Sabiendo que el nivel de alcohol procede de la fermentación, si queremos variar la graduación alcohólica de la cerveza hay que jugar con los azúcares fermentables como la malta, frutas o melaza.

El número reflejado en la etiqueta hace referencia a las unidades de alcohol que están contenidas en 100ml de líquido. Este dato expresa la concentración porcentual de alcohol en la bebida y nos da una ligera idea de cómo puede afectar su consumo.

Poco tiene que ver el olor o el color en la cantidad de alcohol de la cerveza. El color se debe a la utilización de cereales tostados, como la malta. Por otro lado, el olor puede dar una sensación confusa, ya que pueden contener aromas que camuflen su porcentaje real e incluso, sea indiferente al paladar cuando lo bebemos. El alcohol puede pasar desapercibido debido a sus ingredientes y la cocción de la cerveza.

El volumen de alcohol en la etiqueta

Como hemos dicho, en España (y la UE) se tiene que hacer referencia siempre, depende del país se admiten diferentes formas.

Según la normativa europea, el etiquetado de las bebidas que contengan más del 1,2% en volumen de alcohol debe indicar el grado alcohólico volumétrico adquirido, es decir, que muestra la palabra «alcohol» o la abreviatura «alc», seguida del símbolo «% vol.»

Es muy importante que la información de carácter obligatorio estén legibles y que la impresión sea imborrable en el envase o en la etiqueta. Otros datos obligatorias y visibles son la denominación, la cantidad neta, fechas de producción o consumo preferente y su graduación.

Y ante todo, recomendamos un consumo responsable.

07 Mar 2022
Cerveza tostada

Cerveza Tostada: el secreto está en la malta

Cuando hablamos de cerveza tostada no nos referimos a ningún estilo propio. La característica que le confiere este nombre tiene su procedencia en la utilización de maltas tostadas para su elaboración. Es por ello, que el sobrenombre de tostada se convierte en una peculiaridad más en estas cervezas como puede ser el sabor o el aroma.

Cuando clasificamos la cerveza dentro de un estilo se tienen en cuenta muchos más aspectos aparte del color. Su forma de elaboración o su origen tienen más peso a la hora de definir el estilo de la cerveza, que en ocasiones tienen hasta un recorrido histórico detrás hasta llegar a ser definido como estilo.

Ahora que sabemos que no se trata de un estilo propio, si no de una amplia variedad que combina las maltas tostadas en su elaboración. No todas las cervezas tostadas son iguales. Presentan una gama de tonos variados que pueden ir desde el marrón claro hasta el ámbar intenso, llegando en ocasiones al negro o tomar matices rojizos. Estos colores varían según el tipo y porcentaje de malta tostada añadido durante su elaboración.

Sin embargo, el color no es la única característica que aporta a las cervezas tostadas la malta, sino que el líquido va ganando cuerpo a medida que oscurecen y toma una consistencia más cremosa, que se aprecia también en su espuma, fina y duradera.

Respecto a su sabor, estas cervezas recuerdan a dulces como vainilla, chocolate o café procedente de las maltas tipo caramelo o tostadas. Esta característica las hace especialmente cálidas para beber en invierno. La temperatura ideal para servir estas cervezas rondan entre los 4º y los 6º C en vasos tipo nonic, conil o tulipa. Las de mayor graduación alcohólica pueden servirse a temperaturas superiores.

Combinan a la perfección con platos ligeros, embutidos o acompañando comidas o cenas con carnes guisadas o asadas y quesos fuertes. Las más oscuras y de más graduación, pueden tomarse como licor y acompañando a postres, donde el chocolate sea el protagonista.

Beneficios de la cerveza tostada

Se dice que un consumo moderado ayuda a reducir el envejecimiento y mejora el aspecto de la piel. Su contenido en hierro previene a la anemia y su cantidad de nutrientes, en mayor cantidad que la cerveza rubia, hace que nos sintamos saciados y alimentados cuando la consumimos.

Entre los estilos que utilizan maltas tostadas encontramos: doble IPA, Marzen, Amber Ale, Dark Lager, Bock, Double, Brown Ale, …

Algunas de las cervezas tostadas artesanas que puedes encontrar en Sevebrau son:

Castua Pale Ale                                                     Serona Strong Ale

color cerveza castua esb

        20/20 Barrica

   

0
Tu carrito