Empiezan las altas temperaturas y los amantes de la cerveza aprovechan para sobrellevar mejor el calor con esta bebida ¿Quién duda de que no hay nada más refrescante en verano que una cerveza bien fría y un chapuzón en la piscina?

Sin embargo, no siempre tenemos la oportunidad de mantenerlas a la temperatura adecuada y es muy desagradable encontrarse con una cerveza «calentorra» cuando el sol aprieta. Por ello, en esta entrada contamos algunos trucos para enfriar rápidamente la cerveza y poder disfrutarla en el momento que nos apetezca sin largas esperas.

Los primeros son los más conocidos y virales del mundo de internet, seguro que has escuchado hablar de ellos más de una vez e incluso, puedes que te hayas atrevido a probar alguno. Tienen su base científica y la ciencia pocas veces se equivoca.

Pero, ¿sabes cómo conservar la cerveza a una temperatura adecuada para tomar en los días más calurosos del verano a la forma «Sevebrau»? ¡Lo contamos al final!

1. Hielo, agua y sal

Una de las formas más comunes de enfriar los botellines de cerveza en las barbacoas es poniéndolos en un cubo con hielo. Si a esta fórmula le añadimos agua y sal, los grados bajarán haciendo que el agua se enfrie mezclándose con el hielo y transmitiendo esta bajada a la bebida, en algo más de un cuarto de hora podremos disfrutar de una birra bien fría.

Enfriar-cerveza-hielo-sal

La ciencia explica esta reacción tan curiosa que hace que podamos disfrutar sin esperas de nuestra refrescante cerveza. Para que la sal pueda disolverse en el agua, necesita calor. Un calor que al estar el hielo y el agua a baja temperatura, sólo podrá obtener de los botellines, enfriándose antes de lo normal.

2. Envolver en una servilleta húmeda

Cuando la cantidad a enfriar es pequeña, lo normal es acudir a la nevera o congelador. Podemos acelerar la bajada de temperatura metiendo los botellines envueltos en una servilleta húmeda. La temperatura de la bebida bajará más rápido.

Enfriar-cerveza-servilleta

El intercambio de temperatura entre dos sólidos es más rápido que entre sólido y gaseoso, por lo que mientras más superficie de servilleta mojada toque el envase, antes se enfriará cuando lo metamos en la nevera o congelador.

3. Manera «Sevebrau»

La incorporación al equipo este verano ha sido la nevera «Sevebrau». Fabricada en porexpan, es ligera, con asa que facilita su transporte y capacidad para hasta 12 botellines. Y, lo que más nos interesa, buena resistencia al calor, por lo que la cerveza, con el uso adecuado, se mantendrá fría durante horas. Por último, también puedes tener nuestro vaso Sevebrau preparado en el congelador, no enfriará la cerveza, pero ayudará a que tarde más en calentarse.

neveras corcho poliespan

Después de conocer estos trucos para acelerar el proceso de enfríar la cerveza, sólo nos queda elegir uno de ellos para saborearla.

Y si quieres disfrutar de una buena cerveza bien fría, no dudes en consultar nuestra tienda de cervezas artesanas, con una promoción especial con nevera portátil de regalo para que lleves tus cervezas bien frías a cualquier lugar y presumas en la playa, la piscina o las barbacoas.