Todos los 17 de marzo, justo en mitad de la cuaresma, se conmemora la muerte del patrón nacional de Irlanda, San Patricio. Una festividad que en las últimas décadas se ha vuelto muy popular también en otros lugares fuera de la isla y se ha convertido en una seña de identidad de la cultura irlandesa.

Las calles se tiñen de verde, color predominante en esta fiesta. Todo lo imaginable toma protagonismo en este día con esta tonalidad: vestimentas, accesorios, tréboles, duendecillos y hasta la cerveza.

Sevebrau no tiene (todavía) una  cerveza verde, todo se andará, pero tenemos unas cervezas artesanas que no tienen nada que envidiarle.

San Patricio, fiesta de la cerveza

No es casualidad que en el día de San Patricio se beba mucha, mucha cerveza. Según las estadísticas, el consumo normal de esta bebida llega a duplicarse. Se dice que este obispo del siglo IV fue el que enseñó a los irlandeses a fabricar cerveza y en honor a este hecho, el beber cerveza se ha convertido en una tradición más del día de celebración.

La fiesta cae en mitad de una de las épocas de penitencia cristiana, caracterizado por el ayuno y la abstinencia, esta festividad tan popular se ha convertido en una forma de escapar a las restricciones de la cuaresma, llegando a estar permitida por la iglesia.

Los irlandeses han aprovechado esta concesión eclesiástica para disfrutar en las calles cerveza en mano, costumbre que se ha extrapolado a otras ciudades europeas y americanas. Al principio, en lugares donde se asentaron los emigrantes de la isla esmeralda y en la actualidad, muchos bares y pubs aprovechan este día para disfrutar de la fiesta de la cerveza.

¿Cerveza Verde?

Si, has visto bien. El culpable de la cerveza verde fue el doctor Hayes Curtis, quien agregó un tipo de blanqueador azul para que al mezclarse con el ámbar de la bebida saliera el color verde. Este producto, tóxico deconocido en aquella época, se ha dejado de utilizar. Hoy en día, se ha remplazado por colorantes alimenticios, que no alteran el sabor y son inofensivos para la salud.

Pero, esta tradición de tomar cerveza verde en el día de San Patricio tiene una explicación. Muchos dicen que los irlandeses añadían un trébol a la cerveza para atraer la buena suerte y de ahí el color posterior.

El verde de San Patricio y la cerveza tienen además algo en común. «Cerveza verde» es el término que utilizan los cerveceros para referirse a la cerveza que no ha terminado de fermentar. Durante una época, era popular distinguir esta cerveza verde de la «vieja» y diferenciarse en el mercado, ya que tenía mal sabor y podía provocar malestar.

Otra de las tradiciones de este día

Si el color verde inunda todo, los tréboles no se quedan atrás. Cuentan que San Patricio volvió a Irlanda para llevar el cristianismo y una de las formas que tenía de explicar la santísima Trinidad era con un trébol de tres hojas. Los irlandeses empezaron a mostrar un trébol en su solapa como forma de agradecimiento al obispo y de mostrar su orgullo cristiano.

Despúes de saber todo esto, no podemos dejar pasar San Patricio sin chocar nuestras jarras de cerveza ¡acompáñanos!

¡Salud!